Los ERP son sistemas de planificación de recursos empresariales cuya función es monitorizar y facilitar el trabajo. Los ERP se adaptan a todas las áreas de la empresa: contabilidad y finanzas, administración, logística, ventas y compras, etc.

Desde la pandemia, la situación ha cambiado en todos los ámbitos, también en el laboral. Las empresas se han tenido que adaptar a nuevas maneras de trabajo y la digitalización es más importante que nunca. Por eso el ERP también tiene que ir acorde a este cambio. Estas son algunas de las razones por las que deberías cambiar tu ERP:

  • Nuevas funciones: Los sistemas de ERP se van adaptando a las nuevas tendencias y las necesidades de las empresas.
  • Compromiso de los empleados: Este tipo de herramientas y su fácil uso, ayuda a los trabajadores a comprometerse con la empresa.
  • Flexibilidad: Permite estar siempre actualizado al poder añadir nuevas funciones a medida que cambian las necesidades de la empresa.
  • No cumple con los estándares de rendimiento: Si en el ERP aparecen señales de advertencia este puede estar obsoleto y es el momento de cambiarlo o adaptarlo.
  • Incompatibilidad tecnológica: Los ERP están incorporando nuevos avances tecnológicos como la Inteligencia Artificial. Si tu sistema ERP no puede soportar estas incorporaciones es momento de plantearse un cambio.